enfermedades lengua
¿Cuáles son las 5 enfermedades más comunes en nuestra lengua?
2022-10-18T15:33:30+02:000000003031202210
erupción dental
¿Cómo es el proceso de erupción dental infantil?
2022-11-15T14:33:41+02:000000004130202211
Show all
mal aliento

La halitosis, como se conoce al padecimiento de mal aliento, es una condición desagradable tanto para el paciente como para quienes le rodean. Sufrirla suele crear inseguridades y complica las relaciones sociales, algo que merma nuestra calidad de vida y, por supuesto, nuestra salud mental.

En nuestra clínica dental en Santander y en nuestra clínica dental en Solares no queremos que nuestros pacientes pasen por esto, por lo que nunca escatimamos en consejos o posibles tratamientos para reducir este mal aliento. Para hacerlo, es indispensable localizar la posible causa, pues son varios los motivos que se pueden esconder tras la halitosis.

¿Cuáles son las posibles causas del mal aliento?

Algunas son más comunes y frecuentes, otras más esporádicas. Algunas tienen relación directa con problemas bucodentales, otras (una pequeña minoría) tienen su origen en otras patologías del organismo.

Estas son algunas de las causas más frecuentes de halitosis:

  • Higiene oral deficiente:

Es la causa más frecuente del mal aliento y, además, una de las más fáciles de solucionar. Mantener una buena técnica y frecuencia de cepillado no solo es esencial a la hora de prevenir enfermedades orales, también nos ayudará a mantener la boca fresca.

Ante una insuficiente higiene oral, se acumulan muchos restos de comida entre nuestras piezas dentales, que al descomponerse y mezclarse con las bacterias de la boca producen este característico olor.

Para evitarlo, es esencial completar nuestro cepillado dental con el uso de accesorios de higiene interdental, como el hilo, el irrigador oral o los cepillos interproximales. El raspador lingual nos ayudará, a su vez, a mantener una lengua más limpia y libre de bacterias.

  • Problemas con las encías:

Esta mala higiene oral también puede acabar pasando factura a nuestro tejido gingival, que ante la acumulación de placa bacteriana y sarro acaba por inflamarse. Esta infección de las encías también puede provocar la desagradable sensación de la halitosis. Podemos ponerle fin o controlarla gracias a las limpiezas dentales profesionales y a los tratamientos de periodoncia.

  • Cuestiones de dieta:

Muchas veces el mal aliento es pasajero, y se debe a la ingesta de ciertos alimentos. Siempre y cuando se realice una buena higiene oral después, esta causa no es preocupante, a no ser que se consuman las comidas y bebidas que lo provocan de forma excesiva.

Entre los alimentos a evitar si queremos mantener nuestro aliento fresco están, por ejemplo, el ajo, la cebolla, el rábano, el atún en conserva, el café o el alcohol.

  • Tabaquismo:

Una de las muchas consecuencias que trae el consumo de tabaco tiene que ver con cómo sus compuestos acaban provocando sequedad bucal, lo que reduce la producción de saliva y empeora así la limpieza natural de nuestra boca. Ante esta condición, o se tiene una higiene oral meticulosa, o irremediablemente se acaba cayendo también en la halitosis. Lo recomendable es, evidentemente, intentar dejar este mal hábito.

  • Otras enfermedades del cuerpo humano:

A veces, la causa del mal aliento se encuentra lejos de la boca. Es el caso, por ejemplo, de los problemas estomacales. Una mala descomposición de los alimentos en el intestino, problemas de digestión, estreñimiento… todos ellos son motivos que pueden estar relacionados con la aparición de halitosis.

Otros problemas que pueden causar su aparición son, por ejemplo, enfermedades como la sinusitis, la diabetes o incluso el consumo de ciertos medicamentos.

Si sufres de esta condición, aconsejamos pedir cita a nuestros dentistas en Santander o en Solares. Diagnosticaremos la causa exacta de tu problema y, junto con tu ayuda, le pondremos solución para que el mal aliento se convierta tan solo en un desagradable recuerdo del pasado.

Comments are closed.