Sangrado gingival: ¿a qué se debe y cómo evitarlo?

Cómo pasar un Halloween muy dulce
2019-10-29T19:26:45+02:000000004531201910
Blanqueamiento dental
Consejos para que tu blanqueamiento dental dure más tiempo
2019-11-29T16:07:44+02:000000004430201911
Show all

Sangrado gingival: ¿a qué se debe y cómo evitarlo?

Sangrado gingival

El sangrado gingival es uno de los problemas recurrentes entre los pacientes.

Aunque el sangrado de las encías es uno de los problemas bucodentales más habituales entre la población, lo cierto muestra una salud bucodental deficiente. A pesar de que sea leve, se debe, en todo caso, poner solución. El sangrado gingival viene producido, en la mayoría de ocasiones, por ciertas rutinas poco saludables y puede derivar en gingivitis y, con el tiempo, en una enfermedad más grave, conocida como periodontitis.

En nuestra clínica dental en Santander, tratamos muchos casos de sangrado gingival. No obstante, queremos aprovechar este espacio para recordarte que se le puede poner solución. En este artículo, te explicamos qué hábitos debes mejorar para no llegar a sufrir gingivitis. ¡Toma buena nota de ello!

¿Qué hábitos producen sangrado gingival y cómo hacerle frente?

Estamos seguros de que, desde que erupcionaron todos tus dientes permanentes, tus familiares, profesores y dentistas, te repitieron infinidad de veces que debes cepillarlos tras las comidas. ¡Tienen toda la razón! Una higiene bucodental adecuada evita, a la larga, ciertos problemas, como el sangrado gingival. Su causa principal acostumbra a ser la acumulación de placa bacteriana en las zonas interdentales y en la base de las encías.

Para que la higiene no sea un problema, es necesario seguir una rutina adecuada:

  • Cepilla los dientes, como mínimo, dos veces al día durante dos minutos.
  • Haz uso del hilo dental y de los cepillos interproximales para higienizar las zonas interdentales.
  • Acude a tu dentista en Santander de forma frecuente y realízate una limpieza dental profesional, al menos, una vez al año.
  • Evita el tabaco y el alcohol, ya que son dos de los mayores factores de riesgo del sangrado gingival.

No obstante, existen otras causas que pueden provocar el sangrado de las encías, como, por ejemplo, ciertos cambios hormonales o la diabetes. En estos casos, es más difícil que tú puedas ponerle un remedio.

 

Sea como sea, mantener una higiene oral apropiada y acudir a tu dentista son las mejores decisiones que puedes tomar. En nuestra clínica dental en Santander sabemos que es fácil ponerle solución a este problema cuando aparece, siempre que estés en buenas manos y antes de que pueda derivar en una enfermedad más grave, cuyo tratamiento será más largo y complicado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *